miércoles, 27 de septiembre de 2017

"In the wake of Poseidon", King Crimson, 1970, Island/Atlantic/Vertigo


Su portada sea probablemente la más fea de la discografía completa, y quizá sí haya algo de reiteración del molde inaugurado de manera brillante por "In the court of the Crimson King", pero no hay siquiera que tener en cuenta el complicado momento que vivía la banda, con miembros que la abandonaban y otros que ingresaban no del todo convencidos, para apreciar las bellezas del segundo disco de King Crimson. El comienzo a capella recién reaparecerá -para un álbum de Crimson- en "The power to believe", pero "Pictures of a city" pasa fácilmente por una suerte de condensación de las piezas de aperutura y cierra de "In the court of the Crimson King"; quizá lo más interesante del álbum, entonces, además del rock de "Cat food" (que en realidad no tiene equivalente en el primer disco), tampoco pase por "Cadence and cascade" -que es una suerte de suma de las piezas más "pastorales" del primero ("Moonchild" más "I talk to the wind"-), sino que empieza a despuntar desde la extensión o fusión de ambas zonas (tan separadas en el disco anterior) en una pieza única, "In the wake of Poseidon". Este gesto de alguna manera inaugura el lado B, más aventurado y ocupado casi todo por la impresionante "The devil's triangle", el instrumental que hace a lo verdaderamente fascinante del álbum. Su relación con "Mars", de la suite de los planetas de Holst, sus texturas de grabaciones superpuestas (hay fragmentos de "In the court of the Crimson King") y la lógica extrañísima de su tercera parte (con el brevísimo final arpegiado que parece enganchar con "Peace -and end" y así enlazar comienzo, final y centro del álbum) la vuelven un momento de interés especial en la discografía de King Crimson, quizá porque nunca más sonaron así ni buscaron hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario