sábado, 25 de febrero de 2017

"Sowiesoso", Cluster, 1976, Sky

Los primeros dos álbumes de Cluster (Cluster, de 1971, y Cluster II, del año siguiente) no llegan a despegarse por completo del molde dark ambient y protoindustrial de Kluster, la banda que Moebius y Rodelius habían formado en 1969 junto a Conrad Schnitzler y que terminó por separarse (o permutar la K por una C y perder a Schnitzler) en 1971. Pero hacia 1973 el trabajo en el proyecto paralelo Harmonia -junto a Michael Rother, de Neu!, y después junto a Brian Eno- logró propiciar una suerte de parteaguas; los discos post-Harmonia de Cluster, entonces, vuelven evidente una sensibilidad musical distinta, más atenta a cierto lirismo y a  ambientes más ensoñadores que opresivos o inquietantes y más melódica o proclive a cierto melodismo. Así, Sowiesoso, de 1976, ofrece el punto álgido de esa etapa.
"Umleitung", la composición que cierra el lado A, y "Zum Wohl", la apertura del B, podrían integrar perfectamente cualquiera de los álbumes de Harmonia. Ambos ofrecen ambientes digamos "pastorales", plácidos y reconfortantes, y evolucionan añadiendo texturas y fraseos mínimos a una base secuenciada. El tempo de "Umleitung" es algo más rápido y por momentos parece ofrecer la coexistencia de un paisaje sonoro apacible (el que hace a la primera mitad de la composición: una linea de bajo secuenciada -que consiste en apenas un salto de octava- a la que se le suman acordes de piano) con risas, cantos festivos, gritos y percusión; estos últimos elementos van apareciendo gradualmente, pero en su momento de mayor intensidad contrastan con esa otra zona de la composición que sigue sonando hasta que, de manera más o menos abrupta, ambas son interrumpidas.
Rodeando este par de composiciones aparecen viñetas más cinemáticas; en el lado B "Es War Einmal", que parece sugerir -hacia 1:25- una expansión de la melodía que después no es desarrollada y que termina por diluirse en el paisaje sonoro creado por las secuencias y los sintetizadores, y en el lado A "Dem Wanderer", que progresa en un ritmo cada vez más urgente e intenso.
Esta última (por la tonalidad menor que disponen la nota única y reiterada en el bajo con las frases de sintetizador que van sucediéndose) sea acaso la más oscura -y menos "abstracta" si se permite el término- de las composiciones del álbum junto a "Halwa", la segunda del lado A, que además ofrece una sonoridad de cercano oriente y las melodías más reconocibles entre las tantas sugeridas. Es, acaso, el momento más sugerente de un disco especialmente cinemáticoy ambas composiciones probablemente estén entre lo mejor que tiene para ofrecer este cuarto disco de Cluster.
Abren y cierran Sowiesoso sus composiciones más largas; al final está "In Ewigkeit", que recuerda por momentos a "Leb' Wohl" en Neu! '75, y en el lado A aparece la que da nombre al disco y su momento más dinámico y pujante, construido sobre un ritmo insistente en los sintetizadores y una percusión electrónica mínima y entrecortada, además de las notas y fraseos de sintetizador que establecen desde ese comienzo las coordenadas de buena parte del álbum y que, hacia el final de la composición, empiezan a desviarse del compás y el tempo, como si despegaran lentamente hacia otro plano de la realidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario