miércoles, 17 de mayo de 2017

"Music for films", Brian Eno, 1978, EG

Acaso pueda pensarse en la carrera de Brian Eno a lo largo de la década de 1970 como un gran laboratorio; después de 1981 de todos los procesos anteriormente en funcionamiento Eno eligiría dedicarse -casi exclusivamente- a la línea que fusionaba el sonido ambient con los procesos generativos y los loops, noción que tiene en "Thursday afternoon" (1986) acaso su ejemplo más claro y en "Ambient 1: Music for airports" (compuesto esencialmente por varios loops de distinta longitud que juegan a articularse y desfasarse a lo largo de un tiempo potencialmente infinito) a la primera realización paradigmática, pero la faceta creadora de pequeñas viñetas ambient o de paisajes sonoros en miniatura (no necesariamente generativos o hechos en base exclusivamente a loops), que había visto en los instrumentales intercalados en "Another green world" (1975), en los equivalentes de "Before and after science" (1978) y en los del trabajo conjunto de Eno y Cluster ("Cluster & Eno", de 1977, y "After the heat", de 1978) y Eno y Bowie ("Low" y "Heroes", de 1977) su mejor realización, pareció refugiarse en las labores de Eno como productor experto en texturas y atmósferas.
Al reconstruir esa línea posible del proceso discográfico de Eno sin duda que "Music for films" reclama un lugar de relieve. Concebido en su forma original -de 25 piezas breves- como un muestrario de música para uso de cineastas, encontró su mejor expresión -o la más interesante conceptualmente, ya que la música era más o menos la misma, con algunos añadidos- en las ediciones posteriores a 1978, para las que Eno propuso la idea de "bandas sonoras de películas imaginarias". El recurso reaparecería en 1995 con "Original soundtracks 1", acreditado a Passengers (Eno y U2), pero además de que no se trata únicamente de instrumentales, en este álbum se da el paso lógico siguiente y se incorporan los títulos de las películas ficticias (aunque no todas lo son: hay una pieza usada en "Ghost in the shell", del mismo año), y además Eno lanzaría otros compilados con el título "Music for films" ("Music for films volume 2", de 1983 con reedición bajo el título "More music for films" en 2005; "Music for films volume 3", de 1988 y reeditado con más piezas en 2005), acaso como manera de compilar ese tipo de creaciones que parecían quedar en segundo lugar en cuanto a atención frente a las piezas ambient largas y generativas.
Así, "Music for films" ofrece momentos tan hermosos como los de los pequeños instrumentales de "Another green world" (de hecho la segunda edición en vinilo incluía algunas de esas piezas en el tracklist): la gélida y celestial "Quartz", la apacible "Strange light", las intrigantes "Inland sea" y "Aragorn", las más dinámicas "Patrolling wire borders", "A measured room" y "Task force", la emotiva serie de tres piezas "Sparrowfall", la más lírica y "musical" "From the same hill" y la oscura y dark ambient "M386".
Los títulos en sí son hermosos: "Inland sea" es un buen ejemplo de esto, pero acaso el punto máximo de abstracción y expresividad (cualidades que parecen contagiarse a la música o manar de ella) debería ir para el par "Two rapid formations" y "Events in dense fog", acaso la más intimista de las piezas, como si convocase un cuarto apenas iluminado en el que una ventana deja ver esas cosas que pasan afuera y en la niebla. Pero supongo que esa película ya ha sido filmada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario