sábado, 14 de enero de 2017

"Mechanical Animals", Marilyn Manson, 1998, Nothing/Interscope


El tercer álbum de estudio de Marilyn Manson acusa una diferencia notoria con el sonido industrial de sus
El álbum de Marilyn Manson incluye además a otro protagonista, Alfa, que sirve de contrapunto o testigo o cronista de los hechos de Omega y su banda The Mechanical Animals. Así, según lo establece el librillo, la mitad de los temas tiene a Omega como emisor/cantante y la otra mitad a Alfa como emisor/narrador. Es Alfa, por ejemplo, el emisor de la mejor composición del disco, "The speed of pain", a su vez cargado de referencias a "Space Oddity" de Bowie (entre ellas las guitarras de las estrofas, que repiten un patrón de rasguido y un sonido muy similar para los acordes Do-Mi menor).
Otras de las canciones más interesantes y logradas del álbum son "Mechanical Animals" y "Coma White", en las que el diálogo entre guitarras acústiacas, eléctricas distorsionadas y sintetizadores termina por ofrecer una muy bien lograda actualización (para los noventas tardíos) del sonido del glam rock setentero. Hay que mencionar también los hits "I don't like the drugs (but the drugs like me)" (en el que podrían detectarse influencias de "Fame", de Bowie, a su vez una declaración sobre la fama a la que arrojó al músico su etapa glam) y "The dope show", ambos con excelentes videos.
"Mechanical Animals", además, integra -según declaraciones del propio Manson- una trilogía con "Antichrist Superstar" (1996) y "Holy Wood" (2000), en la que el último de los álbumes señala el comienzo de la narrativa y el primero el final. Sin duda esta trilogía es lo mejor, por lejos, que ha ofrecido Marilyn Manson hasta la fecha, y es fácil argumentar -por la nitidez de su producción y la bien lograda reapropiación o reescritura de los tópicos sonoros y conceptuales del glam en general y de Bowie ne paritcular- que "Mechanical Animals" es su mejor momento.
predecesores y se ofrece como una suerte de reelaboración o apropiación del glam rock de la década de 1970. En ese sentido, la influencia de David Bowie es fundamental, en particular de los tres discos del período glam: "The rise and fall of Ziggy Stardust and The Spiders from Mars" (1972), "Aladdin Sane" (1973) y "Diamond Dogs" (1974). Como estos tres, "Mechanical Animals" es (o parece ser) un álbum conceptual y, además, uno en que ese concepto implica la exposición de un relato. Ese relato, además, remite visiblemente al de "The rise and fall...", así como también a algunos elementos de la película "The man who fell to Earth" (Nicolas Roeg, 1976) y la novela de Walter Tevis que la inspiró. En las tres obras (o cuatro contando la novela) encontramos un alien (Ziggy en la de Bowie, Thomas Jerome Newton en la de Roeg/Tevis, Omega en la de Marilyn Manson) que "desciende" a la tierra y es atrapado por ciertos poderes, reducido a una vida de adicto y, finalmente, sacrificado de alguna manera u otra (más notoria y literal en el disco de Bowie, aunque hay diversas interpretaciones al respecto de cómo ocurre la muerte de Ziggy).

No hay comentarios:

Publicar un comentario