martes, 3 de enero de 2017

"Radical Action to Unseat the Hold of Monkey Mind", King Crimson, 2016, DGM

Hasta la fecha el último disco de estudio asociado a King Crimson (y digo"asociado
"Radical action to unseat the hold of monkey man" es una caja de tres CD que reconstruye una actuación en vivo, grabada mayoritaria pero no exclusivamente en Japón, el 19/12/2015. Si bien no es el único registro del trabajo de este nuevo King Crimson (se anticiparon los discos Live at Toronto y Live at the Orpheum) sí es el más completo. El primer disco (adecuadamente titulado "mostly metal") ofrece versiones de clásicos del Crimson de los dosmiles ("Level five", "The construkction of light") reformateados para la nueva formación (llama la atención el remplazo de la voz de Belew por líneas de saxofón en "The construkction..."), las dos primeras partes de "Lark's tongues in aspic" (y es especialmente recomendable la versión de la parte 1) con la segunda ligada a "The talking drum" y una serie de composiciones nuevas, incluyendo "Meltdown" (con su introducción que da nombre al set de tres discos) y su coda "Radical Action II", que podría perfectamente haber sido incluida en "The Power to Believe", además de "The Light of Day", que ya había aparecido en "A Scarcity of Miracles".
El disco dos ("easy money shots") arranca con dos clásicos de la primera época de la banda, "Peace" y "Pictures of a City" (ambas del album "At the Wake of Poseidon" y termina con material del disco "Islands", el inmediatamente anterior a era de "Lark's Tongues in Aspic". En el medio quedan acaso los temas menos interesantes del set y una versión atendible de "Easy Money"; cierra "A Scarcity of Miracles", del disco del mismo nombre.
Por último, el disco tres, "Crimson Classics", ofrece precisamente lo que dice su título: versiones de "Red", "One More Red Nightmare", "Epitaph", "Starless", "21st Century Schizoid Man" y "At The Court of the Crimson King", más un solo de percusión titulado "Devil Dogs of Tessellation Row".
Es en este tercer CD donde la propuesta queda más definida en sus defectos y sus virtudes. Los primeros: Jakszyk canta maravillosamente bien y tiene una voz hermosa, pero su enfoque con estos clásicos de Crimson es tan reverente que no logra despegarse del todo de parecer el líder de una banda tributo. Y en ese sentido no logra evitar que se lo compare con los vocalistas originales, contienda en la que siempre sale perdiendo (especialmente cuando escuchamos "Epitaph" y, por comparación, Jakszyk suena como un patito herido frente a la potencia y matices del recientemente fallecido Greg Lake). Otros defectos ya no dependen exclusivamente del vocalista y tienen más que ver con los tempos un poco más lentos elegidos aquí y allá (la opción contraria a la de Adrian Belew en sus interpretaciones de temas de King Crimson con su power trio), que hacen sonar a las canciones un poco más estudiadas o mecánicas y menos racionalmente eruptivas o caóticas (como se espera de Crimson, es decir, ese mix casi imposible entre la cosa intelectual y fría y el caos más demente). En cuanto a las virtudes: Fripp y Levin ofrecen lo mejor del disco en sus (re)interpretaciones de trabajos anteriores, y Collins aporta aquí y allá líneas de saxo interesantes.
Sin duda que vale la pena "Radical Action to Unseat the Hold of Monkey Man"; sus composiciones nuevas, de hecho, presagian un futuro trabajo de estudio en el que el nuevo King Crimson regrese al metal de los dosmiles y lo complemente con texturas nuevas, en una nueva interpretación de lo que podría significar un "neo-prog".
a" y no "de" porque éstá listado oficialmente como un "king crimson projeKct") es "A Scarcity of Miracles", de 2011. Los músicos involucrados fueron Fripp, por supuesto, más Mel Collins (saxofonista de King Crimson entre 1970 y 1972) y Jakko Jakszyk (quien tenía entre otros tantos antecedentes su desempeño con la banda 21st Century Schizoid Band, ensamblada con ex miembros de King Crimson, Collins entre ellos, por un tiempo). Para 2013, sin embargo, el trio que grabó "A scarcity of miracles" terminó convirtiéndose en el núcleo de la más reciente formación de Crimson; Jakszyk remplazó a Adrian Belew en guitarras y voces y además de Mel Collins fueron re-recultados Tony Levin (bajo, chapman stick y algunas cosas más), Pat Mastelotto (batería y percusión), Gavin Harrison (batería) y Jeremy Stacey (batería y teclados), para una banda que presenta a las tres percusiones adelante y los instrumentos melódicos y armónicos detrás. Semejante behemoth musical parece remitir, por cierto, a la era del "doble trío" de Crimson, cuando a Belew, Fripp y Levin se sumaron Mastelotto y Bruford en baterías y Trey Gunn en chapman stick y warr guitar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario