sábado, 5 de agosto de 2017

"Zeichnungen des Patienten O.T.", Einstürzende Neubauten, 1983, Some Bizarre Records

Si bien lo primero que se piensa en relación a Einztürzende Neubauten es la variante industrial del postpunk, en su segundo álbum de estudio -un trabajo conceptual sobre el artista esquizofrénico Oswald Tschirtner (1920-2007), el "paciente O.T." del título- el del dark ambient parece el lenguaje predominante. En sus 40 minutos (53 en la más reciente edición expandida), al margen de la cesura entre caras del vinilo (y de la que separa la impresionante "Armenia" del último track, "Die Genaue Zeit"), hay un paisaje sonoro ininterrumpido, desde el que asoman elementos que a veces tienden a la construcción de una pieza musical asimilable al rock (en "Neun arme", por ejemplo, aparece un riff de bajo) y a veces a una pieza centrada en lo rítmico y en los timbres producidos desde los objetos usados como percusión, casi siempre metálicos y asimilables a lo industrial. Acaso los mejores momentos del disco, entonces -es dificil hablar de piezas, secciones o mucho menos "canciones"-, son los que ofrecen una suerte de mix entre lo industrial y lo dark ambient, entre ellas "Styropor" y la ya mencionada "Armenia", donde el ambiente es construido tanto desde los sonidos atmósfericos no miméticos (porque no evocan objetos asimilables a un paisaje "real", el del hospital psiquiátrico en se encuentra O.T.) como desde los gritos de Blixa Bargeld y también desde la ocurrencia -en el contexto del ambiente "físico" conjurado- de cierta música, una melodía armenia de hecho.
"Zeichnungen..." logra parecer un poco más amigable con el usuario que "Kollaps", su predecesor, pero en ningún caso abandona el lugar estético y conceptual que había propuesto tan claramente la banda con su debut discográfico. Si bien incluye momentos donde todo parece apuntar a que va a emerger una "canción" -y en realidad nunca sucede-, finalmente es ese largo ambiente, inquietante y terrorífico (los drones en "Armenia" lo ponen más en evidencia, pero también, y quizá de manera más intensa, las voces de niños en "Hospitalistische Kinder"), lo que vuelve sobrecogedor y tan ominoso al álbum.

No hay comentarios:

Publicar un comentario